Un último adiós a la banca tradicional, ahora el mundo es Fintech

Todavía recuerdo cuando tuve que abrir mi primera cuenta bancaria en el extranjero: ¡fue una experiencia de lo más pintoresca! Todavía sigue primando un sinfín de burocracia, para obtener una simple cuenta corriente y una tarjeta asociada a la misma. El proceso es un “poco” más sencillo si dispones de la nacionalidad, pero no mucho más. Pasar previamente por un par de administraciones u organismos públicos para poder disponer de toda la documentación necesaria será inevitable.

A día de hoy, en lo que a la banca tradicional respecta, el sistema no ha variado mucho. Y aún sigue siendo un proceso bastante poco amigable. El problema viene cuando, alrededor de 2.5 millones de españoles que residen en el extranjero, se siguen encontrando con este inconveniente. O por no hablar del que se encuentran los 6 millones de extranjeros que residen en nuestro país. Al final, una cuenta bancaria es algo imprescindible hoy en día. Pero en la mayoría de ocasiones, las administraciones, nuestros empleadores o las empresas con las que contratamos nuestros suministros nos exigen que además dicha cuenta sea del país donde residimos.

De ahí que, como respuesta a la banca tradicional, en los últimos años hayan aparecido numerosos bancos digitales o “neobancos”. Estos facilitan mucho más el proceso ofreciendo servicios financieros mucho más orientados al cliente. Agilizan los procesos de alta y trasforman el concepto de lo que un banco puede ofrecer. Es por eso que cada vez oímos más la palabra “fintech”.

Correos no ha sido menos y supimos ver la oportunidad de este cambio y lanzar la Tarjeta Correos Prepago. Un producto que desembarcó en el momento preciso adherido a la red Mastercard. Ello hace que pueda usarse en más de 35 millones de comercios, y las 2400 oficinas que tiene Correos hacen que esté disponible en todo el territorio.  Esto ha permitido ofrecer un hibrido entre un servicio digital y un producto físico abalado por la imagen de confianza que es Correos.

Pero supimos ver más allá. Ofrecemos una tarjeta que dispone además de una cuenta o IBAN español (International Bank Account Number). Dando respuesta a una de las claras demandas que los usuarios necesitan actualmente en nuestra sociedad, tal y como veíamos al principio del artículo. Este IBAN va a permitirle realizar transferencias SEPA así como domiciliar su nómina o sus recibos; convirtiendo la tarjeta Correos Prepago en el mejor candidato a sustituir su cuenta bancaria por completo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *