Cómo mitigar el impacto del COVID-19 en su negocio internacional Os desvelamos algunos consejos para reducir el impacto del coronavirus

El primer desafío del COVID-19 en el comercio internacional viene de la cadena de suministro. Se estima que el 70% del suministro global de materias primas está controlado por China. Este país cerró en enero la mayor parte de su producción de manufacturas para contener la propagación del virus, lo que provocó una escasez sin precedentes de determinados productos en todo el mundo. A medida que se ha reanudado la producción en China, el suministro de mercancías se está normalizando, minimizándose así el impacto en la cadena internacional de suministros que depende de este país.

No obstante, la crisis se ha extendido ahora más allá de China. Muchos países están cerrando fronteras, restringiendo los viajes y cerrando fábricas y negocios, lo cual está teniendo un gran impacto para el comercio electrónico transfronterizo. Durante estos meses, las operaciones de los operadores económicos, fabricantes, minoristas, empresas logísticas, se han reducido a actividades esenciales.

Estamos viviendo todos juntos una crisis sin precedentes, pero al menos tenemos algunos consejos para que los vendedores internacionales de comercio electrónico puedan reducir el impacto generado por el COVID-19:

  1. Comunícate con tu proveedor y prepara planes alternativos – Lo primero que debes hacer es comunicarte con tu proveedor / socio para verificar su estado y confirmar si están tomando medidas para mantener las operaciones. Es importante tener en cuenta que las diferentes regiones de los países están manejando la situación de distinta manera, por lo tanto, mantener una comunicación abierta y efectiva con tu proveedor y socio te asegurará que estés al día con las últimas actualizaciones.
    Además, es un buen momento para explorar nuevos proveedores que operen activamente durante la crisis. Este sería el lado positivo de la situación, ya que tendrás una carteramás diversificada de proveedores en el futuro.

 

  1. Sé transparente con tus clientes – La información y la transparencia son clave para superar la crisis. Debes mantener informados a tus clientes sobre la situación más reciente de las operaciones y avisarlos lo antes posible si hay un retraso o cancelación en su pedido para mitigar el daño. Sé flexible con los clientes, de lo contrario no solo tendrás que asumir gastos adicionales, sino que también correrás el riesgo de perder al cliente para siempre.

 

  1. Muévete hacia el negocio local– Dado que tu negocio internacional online podría verse afectado debido a la regulación regional y las restricciones en logística, para reducir este impacto negativo, lo ideal es fortalecer tu presencia en el mercado local. Aprovechando el crecimiento del comercio electrónico en el mercado local, puedes llevar a cabo campañas de promoción para ayudar a tu ecommerce en tu propia región. Esto también será beneficioso a largo plazo, ya que los clientes cercanos siempre tendrán mejor acceso a tus productos, lo que equilibrará la brecha dejada por los consumidores extranjeros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *